Diseña una experiencia de turismo gastronómico correcta




A diferencia de los recorridos guiados o de la vida nocturna de un destino, el turismo gastronómico no depende de los atributos naturales como el sol, la arena y el mar. Esto lo convierte en una de las herramientas más importantes para los empresarios de la hospitalidad, pues les permite atraer a los turistas aún durante las horas muertas y las temporadas de menor actividad.

Pese a sus bondades, el campo de los alimentos como atractivo para viajeros es un rubro poco explorado, especialmente en lo que respecta a motivar a sus clientes potenciales a emprender un viaje cuyo propósito sea especialmente disfrutar la oferta gastronómica de los destinos.

Atendiendo esta preocupación, el investigador Barry O`Mahony, Profesor de la Escuela de Gestión de la Hospitalidad suiza, EHL Lausanne, se unió con el Dr. Diep Ngoc y el Profesor Lester Johnson de la Universidad de Tecnología de Swinburne, Australia, para identificar los factores que, de ser aplicados por los hoteleros, podrían motivar la afluencia de posibles turistas gastronómicos.

Los resultados de su estudio nos ayudan a comprender la motivación de este tipo de viajes, desde una perspectiva turística y de destino, mientras que también nos proporcionan consejos prácticos para las Organizaciones de Gestión de Destinos y los hoteleros.

¿Cuáles son las principales motivaciones para un turista gastronómico?

Los investigadores encontraron que, para los turistas gastronómicos, existen seis principales motivaciones para visitar un destino:

·       El sabor de la comida
·       Las experiencias culturales
·       La socialización
·       Los atractivos del lugar
·       La oferta de platillos tradicionales
·       Las actividades locales

Como vemos en la lista expuesta por orden de importancia, el sabor de la comida es el factor más importante para los turistas gastronómicos; por obvias razones. Las experiencias culturales y la socialización aumentan el deseo de disfrutar el viaje en compañía de la pareja, familiares o amigos. Los turistas que buscan comida, también buscan destinos con patrimonio cultural, tiendas especializadas, mercados con artesanías y productos locales.

Hay muchas más experiencias relacionadas con la comida que pueden atraer a los turistas de comida. Comer con los lugareños es otra gran experiencia que permite a los turistas, además de degustar platillos, experimentar de primera mano la cultura local. Las clases de cocina, los mercados de alimentos amigables para los visitantes y los tours de comida empaquetada pueden ayudar a los turistas a consolidar lazos de amistad con otros turistas, familiarizarse con los agricultores, cocineros y productores de alimentos, o participar con chefs locales.

Los festivales o eventos gastronómicos también pueden proporcionar a los turistas gastronómicos experiencias estimulantes que los motiven a hacer sus maletas y salir de su lugar de origen.

¿Cómo pueden los destinos atraer a los turistas de comida?

Los hoteleros y las organizaciones de gestión de destinos deben ofrecer diversos productos y servicios relacionados con los alimentos para obtener beneficios del turismo gastronómico.

Un buen ejemplo es ofrecer a los turistas la oportunidad de degustar comida local en entornos tradicionales, restaurantes auténticos o pueblos de comida tradicional. Esta estrategia también puede ayudar a diseñar temas únicos para experiencias turísticas mientras que se crea una imagen atractiva del concepto gastronómico que se propone.

Las empresas promotoras de viajes tienen un alto potencial detonante del turismo gastronómico, ya que pueden centrarse en mejorar las experiencias culturales a través de la organización de actividades relacionadas con alimentos. Cada destino tiene una historia única relacionada con la cultura local, las personas y las tradiciones gastronómicas que se pueden compartir con los visitantes. Estas historias son una gran herramienta para que los vendedores promocionen experiencias de viaje distintivas y desarrollen una marca de destino única.

Se trata de brindar oportunidades para que los turistas se comuniquen y se conecten con otros entusiastas de los alimentos. Por ejemplo, pueden establecerse recorridos gastronómicos guiados por chefs famosos o clases de cocina organizadas por chefs locales, como una forma de darles a los participantes la oportunidad de conocerse de varias maneras, como cocinar y comer juntos.


Brindar la mejor experiencia al huésped para que se un cliente recurrente optimizando las operaciones de tu hotel con el apoyo del Sistema de Gestión Hotelera de SiHoteles.

Comentarios

Entradas populares