La importancia de los exteriores en tu hotel




Para explotar las posibilidades de una propiedad, debemos pensar más allá de la fachada y los interiores (cuartos, pasillos, lobby); si es que no trabajamos para retenerlos dentro del hotel, igualmente se estarían escapando las oportunidades de más ingresos. Tus huéspedes tratarán a tu hotel como sitio de paso, solo para dormir y luego salir a buscar atracciones, comida y esparcimiento en otra parte.

Esta cultura inmersiva está siendo adoptada por más hoteles, al tratar de aprovechar todos los espacios disponible para crear nuevas amenidades. Las azoteas de las construcciones se vuelven ahora nuevas terrazas, cualquier área dentro del predio se vuelve tan importante como los interiores.

Como ideas adicionales para transformar techos y azoteas, es la creación de un lounge para disfrutar de bebidas con vista elevada de los alrededores.
  • Con mobiliario cómodo y fogatas en sitios más templados, se vuelve un lugar grato para la convivencia.
  • Además de las opciones para bar/lounge, pueden hacerse adaptaciones para propuestas distintas como piscinas, jardines, y pantallas al aire libre para proyección de películas.
Un clásico para gozar de los exteriores e interactuar con otros huéspedes es el acondicionar zonas con parrillas para organizar días de picnic, o para aquellos que permanecen por periodos extendidos, mientras que el hotel ofrece la adquisición de alimentos como servicio adicional, tomando órdenes de avanzada desde la reservación para que esté lista cuando lleguen o durante su estancia. El uso de fogatas para extender el espacio del lobby hacia el exterior puede ayudar también para crear espacios relajados, donde los clientes se sientan a gusto y deseen estar por más tiempo, y que se antoje hacer más órdenes a la barra.

En el caso de los hoteles cuyo predio sea extendido y lejos de la mancha urbana, tienen una enorme oportunidad para crear espacios integrados con la vegetación. Dichos lugares pueden convertirse en lugares diferentes para reuniones, comedores, bodas, exposiciones artísticas y otros eventos especiales, que pueden generar más ingresos más allá de las funciones clásicas del hotel. Con buena planeación y asesoría con expertos paisajistas, los lugares pueden convertirse en sitios donde puedas escapar de las distracciones y el estrés.

No importa si el hotel es pequeño, cualquier espacio que esté disponible puede convertirse, dejando de ser sitios utilitarios (o previamente nulos). Puede también ganarse espacio con terrazas y jardines en techos, acondicionado para hacer fogatas.

Otra oportunidad para sitios muy poblados es la creación de espacios protegidos por la misma construcción o por trampas de audio naturales usando árboles y enredaderas, o artificiales como páneles acústicos, que dan privacidad y la sensación de escapar del barullo en la ciudad.

Cada hotel tiene sus fortalezas y oportunidades para crear nuevos espacios. Es tomar un tiempo para estudiar la construcción y las opciones que mejor se amolden, ya que los huéspedes apreciarán la posibilidad de salir a tomar el aire, en lugares cómodos dentro del mismo hotel.

Guía tu hotel para cumplir sus objetivos exitosamente con ayuda del Programa Para Hoteles de SiHoteles.

Comentarios

Entradas populares