Lecciones aprendidas en hotelería después de sobrepasar desastres naturales

Lecciones aprendidas en hotelería después de sobrepasar desastres naturales

Por más avanzada que consideremos a la civilización humana, seguimos a merced de los cambios climáticos por temporadas, los fenómenos meteorológicos tan inesperados como una tormenta de granizo que termine con todos los cristales de los autos a la intemperie, huracanes que levantan construcciones enteras, inundaciones y como lo hemos sufrido en el país con los recientes movimientos sísmicos. Las pérdidas materiales nos hacen ver que la Madre Naturaleza nos tiene en sus manos y que también hay un camino por recorrer para hacer que las construcciones sean más resistentes a los elementos y que exista mejor tecnología para acciones preventivas y de contingencia.

¿Alguna vez se ha inundado total o parcialmente la propiedad?, ¿ocurre esporádicamente o es regular?, ¿Se ha arruinado alguna pintura, alfombrado o equipo a causa de ello? ¿Se han registrado pérdidas personales o materiales? Aprender de nuestras experiencias y de los retos que otras personas y organizaciones han sobrellevado crisis naturales es como podemos contribuir para que las eventualidades futuras nos impacten en menor grado. Hay varios puntos que debemos tener en consideración, como parte de prevención y lecciones aprendidas:
  • Cada zona y ubicación tiene su propio conjunto de riesgos. Para que tu inversión sea óptima, debemos identificar las necesidades y problemas que pueden surgir en la región; puedes realizar análisis, asesorarte con Protección Civil y organismos afines, además de referencias de otros hoteles o negocios aledaños. Muchos factores pueden influir, como la topografía, altitud, etc. Podrán surgir situaciones inesperadas pero en general estaremos más preparados.
  • Considerar los factores de riesgo de construcciones cercanas. Aunque la responsabilidad recae en los respectivos dueños de cada propiedad, es una realidad que algo que les afecte puede tener repercusiones. Además de la seguridad y comodidad propia, se podrá contemplar la posibilidad de recibir a evacuados, tener dispositivos de seguridad en común, entre otros ejemplos.
  • Las reacciones tempranas ante avisos de posibles desastres naturales nos darán la ventaja que puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Conseguir alimentos, agua y artículos básicos, además de los sitios donde se almacenen, asegurar los elementos frágiles, planes de contingencia, designación y entrenamiento de brigadas.
  • Alternativas energéticas y alternativas para casos que se interrumpan las redes públicas de servicios. No podemos dar por hecho que habrá luz, es recomendado tener opciones y herramientas que sirvan de sustituto (abrelatas, aparatos de baterías, quemadores portátiles, etc).
  • Actitud positiva. Además de que la postura misma nos ayudará a tener una mente más clara y relajada para pensar en cómo regresar a la normalidad, no debemos olvidar la experiencia de nuestros clientes. Nuestro temperamento y buena disposición ayudará en que sientan que la situación está bajo control.
  • Esfuerzo comunitario. Al menos en el área más cercana a tu propiedad, podemos fomentar el apoyo para acelerar el proceso de recuperación. Esto incluye la comunicación e intercambio entre los negocios locales.
  • Capacitación y establecimiento de brigadas. Además de eficientar los movimientos de evacuación y primeros auxilios, la preparación que el staff tenga facilitará el trabajo de coordinación y comunicación entre tu hotel y personal médico o de seguridad civil.
  • Tener la burocracia bajo control. Según los riesgos usuales y los potenciales que deseamos pronosticar, existen muchos formatos y trámites que pueden realizarse o prepararse. Éstos pueden representar un ahorro en tiempos desde horas hasta meses semanas si están listos cuando se necesiten.
  • Comunicación clara y veraz. No se gana nada al engañar a tus clientes cuando se sabe que podrán corroborar en distintas fuentes y cuando el desastre llegue; al contrario, podría ser un golpe fuerte en la reputación del hotel, restando puntos de confianza.
Mejora la experiencia de tus huéspedes ofreciendo servicios de calidad, apóyate en con el Programa Para Hoteles.

Comentarios

Entradas populares