¿La gente todavía utiliza las agencias de viajes?



Hace un par de décadas, la práctica común para viajar era acercarse a las agencias de viajes para que un representante armara todo tu plan de vuelo, reservaciones y servicios adicionales. Gracias a su preparación y conocimiento, podías directamente con ellos aclarar dudas, conseguir información, folletos, mapas y ocasionales cupones para ofertas en los sitios destino. A pesar de ser un servicio de valor, una vez que el acceso digital llegó a las masas, los usuarios comenzaron a utilizar más el internet para armar sus propios viajes.

Particularmente pensando en el sector de usuarios que buscan las opciones más económicas, la práctica común es buscar directamente sus propios vuelos y reservaciones, tratando de evitar el sobreprecio que un proveedor pueda agregar a un vuelo y los demás servicios relacionados. Al no ver directamente lo que las reservaciones les cuestan, pueden estar cobrando mucho por el precio de conveniencia y servicio; gracias a la crueldad de la competencia, los sistemas de reservación por internet han ayudado a que se reduzca la frecuencia de estas prácticas.

Es cierto que el mundo informatizado ha hecho que las agencias estén menos presentes en la actualidad, pero siguen siendo tan relevantes como siempre. Los destinos menos comunes, tours, viajes con varias conexiones y alojamiento, peticiones de servicios especiales, aunque los sitios web sean confiables, a los usuarios les gusta en algunos casos contar con la certeza que el viaje no se convierta en un caos y no tener a quién recurrir en tierras extrañas. Esto aplica para cualquier generación, incluso los millennials que están tan presentes en línea.

A más detalle, hay varios puntos por los que una agencia sigue siendo un proveedor y medio viable para coordinar viajes y estancias:

Una agencia tiene experiencia e información de los destinos. Aunque existe ya mucha información en línea que puede orientarnos, no tenemos una manera de comprobar si la información que encontramos es válida y vigente. Posiblemente el sitio web de algún hotel no ha actualizado la información de contacto y domicilio, al igual de cambios de horarios de servicio y condiciones. Un agente de viajes se prepara y puede proveer información actualizada para que no haya sorpresas desagradables en tu camino; con frecuencia han personalmente viajado a esos destinos (responsable de tour, congresos hoteleros, etc) y pueden darte información de primera mano.

Los costos son bajos para todos. Si a nivel menudeo puedes conseguir boletos baratos gracias a las nuevas tecnologías, lo mismo aplica a las agencias, especialmente por manejar convenios y compras en volumen. Al tener acceso a precios más bajos, las comisiones que pueden cobrar por su servicio no se disparan a comparación de los precios de sitios web, además que buscan mantener precios bajos para poder competir.

Tu viaje tiene muchas etapas. Una vez que tus planes de viaje necesita más de un par de escalas y reservaciones en distintas ciudades, el miedo de que alguna reservación de anule o cambie pueden afectar la conexión con el siguiente vuelo, o que no encuentres dónde dormir en alguna de las fechas. El trabajo de la agencia es armar un plan sólido, que considere tiempos suficientes para conectar vuelos y que puedan negociar directamente con cada escala para ayudar y resolver cualquier eventualidad.

Lleva la experiencia de los huéspedes al siguiente nivel optimizando los procesos de tu hotel con ayuda del Programa Para Hoteles de SiHoteles.


Comentarios

  1. Aunque no lo creas la gente si usa todavia las agencias de viajes, de hecho yo las uso se me hacen muy buenas sin duda las recomendaria. de todas formas tu post es bueno

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares